6 Consejos para que las vacaciones familiares sean un éxito

Voy a hacerte una pregunta… ¿recuerdas aquel verano cuando eras pequeño?, una sonrisa viene a tu rostro y  me respondes “no sólo aquel verano si no muchos otros. ¡Las vacaciones eran geniales!

“Pero ya no es lo mismo”, piensas, “todo ha cambiado y mis hijos no pueden tener las mismas experiencias que tuve yo”. Y ahí vas acertado, no pueden tener las mismas, pero pueden tener otras tan buenas como las tuyas, o incluso mejores, ¿por qué no?

Toma buena nota de la siguiente guía para planificar las vacaciones familiares más extraordinarias.

1- Los niños deben tener voz y voto. A partir de los cinco años tus hijos ya pueden participar en la toma de decisiones. Ayúdales comprando guías de viaje infantiles; mostrándoles actividades que puedan hacer y ubicando el lugar y el recorrido en el mapa. Recuerda que vosotros también sois importantes y tenéis que poder hacer cosas que os gusten. ¡La familia es un equipo donde todas las opiniones se valoran!

2- El viaje empieza cuando se compra el billete. A partir de ese momento, compartid ratos en familia para impregnaros de la cultura de la localidad a visitar. Puedes poner música, preparar cenas temáticas, ver vídeos en YouTube, y leer cuentos que transcurran en vuestro lugar de destino. Así alimentarás la ilusión y la curiosidad de toda la familia.

3- ¡Hay que descansar! No sobrecargues la agenda de viaje. Recuerda que lo más importante es relajarse, por tanto, planifica tiempos para echar la siesta, leer un libro o chapotear con los pies en el agua.

4- ¡Improvisa! Prever nos da mucha seguridad, pero aprovechar el momento nos da vida. No dudes en cambiar los planes si surge una opción mejor, porque eso es lo que se grabará en la memoria. Como decían los antiguos romanos: Carpe diem (Vive el momento).

5- Horarios relajados: Es una de las mejores cosas de las vacaciones: sentir que las rutinas son flexibles. Si estamos disfrutando de una actividad, no pasa nada por comer un ratito más tarde o por retrasar la hora de acostarse.

6- Nuevas amistades. Conocer a otros niños durante las vacaciones puede ser una de las experiencias más memorables de la infancia. Los pequeños son capaces de entenderse, incluso, si no hablan el mismo idioma, ya que crean su propio mundo de juegos. Favorece estas relaciones que también pueden abriros a vosotros, los padres, nuevas amistades.

¡Que tengáis un feliz y memorable verano!

No hay comentarios

Publicar Comentario