Ajo negro delicioso y medicinal

Ajo negro delicioso y medicinal

El ajo negro es el nuevo producto que se está ganando un hueco en nuestra cocina. Somos conscientes de los beneficios que tiene para nuestra salud, además de ese delicioso sabor que le da a nuestros platos.

 

Aunque pueda parecer un alimento poco convencional, su elaboración es totalmente natural. El ajo negro se obtiene mediante la colocación de ajo crudo en un armario de fermentación natural con agua de mar, proceso que dura entre 60 a 90 días. De este modo se consigue un ajo sin su olor característico, adquiriendo un aroma mucho más agradable. La fermentación es la clave: le proporciona una textura suave y tierna, además de un agradable sabor.

 

Pero la pasión por este ingrediente no se queda en su sabor ya que son muchos los beneficios que nos aporta, además de dar ese toque diferente a nuestras recetas. Alguno de los beneficios del ajo negro son:

 

  • Contiene 18 de los 20 aminoácidos y aporta todos los 8 esenciales. Debido a su fermentación, tiene una capacidad antioxidante que se incrementa significativamente, 10 veces superior a la del ajo fresco.
  • Ayuda a resistir la fatiga y el envejecimiento de forma eficaz, es un poderoso energizante natural.
  • Ayuda en el ajuste de la presión arterial, azúcar y lípidos en la sangre, y los niveles de colesterol. Por lo que previene la diabetes, la hipertensión, la hiperglicemia.
  • Estudios del Instituto Nacional del Cáncer de EEUU, categorizan al ajo negro como uno de los 48 alimentos para la prevención del cáncer.

 

¿Cómo consumir el ajo negro?  Por sus propiedades y su sabor es un complemento perfecto para dar el toque sano y delicioso a nuestras comidas. Vegetalia te facilita el trabajo gracias a la deliciosa Mousses de Ajo negro, que puedes tomar con tostadas, añadir a cremas, salsas, con picatostes… Mil y una opciones. Gracias a su textura y sabor es el aliado perfecto para sorprender a los comensales de una forma original y saludable.

 

El ajo negro tiene que ser utilizado de forma moderada para a las mujeres embarazadas o en época de lactancia, y las personas con problemas de coagulación sanguínea.

 

¡Atrévete a utilizar ajo negro en tus platos, y adéntrate en una nueva forma de comer sano!

No hay comentarios

Publicar Comentario