Alimentación consciente: Somos “cómo” comemos

Alimentación consciente: Somos “cómo” comemos

¿Alguna vez te has parado a pensar “cómo” comes? ¿Saboreas todos los alimentos? ¿Miras el móvil mientras disfrutas de tu plato? ¿Comes con prisa? Somos lo que comemos, sí, pero también el “cómo”. Aplicar el mindfulness a la alimentación ayuda a nutrirnos de forma consciente y a llevar una alimentación mucho más sana.

 

El mindfulness es una práctica que invita a vivir el momento presente y que se lleva utilizando desde hace muchos años como filosofía de vida. Es muy adecuada para aliviar trastornos como el estrés o, a la ansiedad, y propone entrenar una consciencia emocional del presente para mejorar el bienestar.

 

Aunque su aplicación es general, también puede dirigirse a ciertos aspectos de nuestra vida, como la alimentación. Ser consciente de lo que comemos permite disfrutar mucho más de los alimentos, del placer de comer, y evitar excesos y una mala alimentación.

 

 

Estos son algunos consejos para llevar una alimentación consciente:

 

  • Muchas veces el ritmo frenético que llevamos nos hace engullir más que comer, y el mindfulness propone todo lo contrario. Comer de forma tranquila con pequeños bocados y sorbos, y en platos pequeños, te permitirá apreciar todos los sabores, aromas, texturas, y frenar los excesos.
  • También es importante alimentarnos en un entorno favorable. Tranquilo, agradable y sin distracciones. Mejor comer sin televisor o el móvil. Solo hay que concentrarse en la deliciosa comida que vas a degustar.
  • Otra manera de apreciar todos los matices de los alimentos que propone el mindfulness es masticar bien cada bocado y no empezar con el siguiente hasta que hayas terminado con el primero.
  • Dar las gracias por la comida también te acercará a una alimentación consciente. Pensar cómo ha sido producido el alimento y el camino que ha recorrido hasta llegar a tu plato hará que valores mucho más cada bocado.
  • El cerebro empieza a detectar estímulos de saciedad a los 20 minutos de empezar a comer. Por eso, es clave comer lentamente. Notarás como con menos comida estarás muy satisfecho y no lleno.

 

Practica estos consejos de alimentación consciente y haz que cada comida sea una experiencia para tu cuerpo y mente.

No hay comentarios

Publicar Comentario