¡Añade un poco de mar a tu dieta!

¡Añade un poco de mar a tu dieta!

Si quieres que tus platos ganen en sabor y nutrientes, ¡prueba a cocinarlos con agua de mar! Ya los pescadores cocinaban así sus platos muchos años atrás.  Eso sí, no todo el agua de mar es apta para el consumo humano. Debe estar filtrada y ser isotónica (rebajada con agua dulce). De hecho, se recomiendan 9 gramos de sales al día y el agua de mar tiene nada más y nada menos que 36 gramos por litro. Así que lo más indicado es que una cuarta parte de los líquidos que asumimos sea agua marina.

 

5 beneficios que darán un giro a tus platos

  • ¡Tus platos mucho más sabrosos y nutritivos! Los alimentos cocinados con agua de mar se mantienen más hidratados al inicio de la cocción, no pierden agua y se remineralizan al final con lo que añaden a tus platos todos los oligoelementos del agua marina. ¡Aportándoles un gran sabor además de un alto poder nutritivo! Prueba a emplear agua de mar disuelta en agua dulce para limpiar tus ensaladas, verás cómo aumenta la frescura de las verduras y hortalizas y ¡no necesitarás añadirles nada de sal!

 

  • Conserva los alimentos frescos: las células de los seres vivos habitan en un medio isotónico. Así que si sumergimos los alimentos en agua marina, las células de los alimentos se mantienen intactas y los tejidos ¡conservan su consistencia, nutrientes y propiedades! En cambio, al sumergirlos en agua dulce, con pocos solutos, las células se rompen y los alimentos pierden su frescura y consistencia. ¡Algo que no nos interesa!

 

  • Va genial para descongelar: Gracias a su salinidad, el agua de mar tarda más en enfriarse y al permanecer tibia más tiempo provoca que los alimentos se descongelen más rápido. Al descongelar con agua dulce, los tejidos absorben el agua y se rompen sus células provocando la pérdida de propiedades. En cambio, con agua de mar ¡tus alimentos estarán frescos y conservarán su mejor textura!

 

  • Favorece la digestión: Según varios estudios,  el agua de mar por su condición alcalina y al ser rica en magnesio, ¡tiene efectos bactericidas! Un vaso diario de agua de mar esterilizada y preparada para el consumo humano te ayudará a tener una mejor digestión y a prevenir posibles úlceras.

 

  • Remineraliza nuestro cuerpo: El agua de mar es rica en sales, minerales y oligoelementos. Componentes que necesitan los seres vivos para la síntesis de vitaminas y enzimas que se emplean para un correcto funcionamiento del cuerpo. Además es la forma más sana de absorber elementos como el flúor, zinc o hierro, y es que el agua marina ¡presenta hasta 95 elementos biodisponibles! Y si haces deporte a menudo o sudas en exceso, el agua de mar ¡es fantástica para recuperar los electrolitos perdidos!

 

Consejos de cocción:

  • Para las verduras y legumbres: 80% agua de mar, 20% agua dulce
  • Para las patatas: 100% agua de mar
  • Para la pasta: 25% agua de mar, 75% agua dulce
  • Para el arroz: 20% agua de mar, 80% agua dulce
Etiquetas:
, ,
No hay comentarios

Publicar Comentario