¡BIENVENIDA PRIMAVERA!

Las flores comienzan a estallar, los árboles frutales se convierten en un espectáculo de vida y los prados dejan crecer todos los tonos existentes de verde de la paleta del mejor pintor del mundo; la naturaleza.

Pero detrás de este regalo de la vida hay personas que año tras año sufren las consecuencias de esta florida. Para ellos la primavera es sinónimo de malestar general, goteo de la nariz, estornudos y picazón en la garganta.
Si eres una de esas personas que en vez de disfrutar de la primavera la sufres esto te interesa. La naturaleza es sabia, y de la misma manera que se encarga de esparcir el polen también nos ofrece ciertos alimentos que son útiles a la hora de combatir los temidos efectos de las alergias primaverales.

  1. Vitaminas a granel: Aumentar el consumo de frutas y verduras ayudará, ya que contienen micronutrientes facilitadores de reacciones enzimáticas. Ayudan al hígado y al sistema inmunitario a realizar sus funciones normalmente. Come cítricos, piñas, manzanas y frutos rojos. En cuanto a las verduras, aumenta el consumo de crucíferas en general, por su alto contenido en vitamina C, como el brócoli, la col o la coliflor. Procura prepararlas en ensaladas o en cocciones al vapor y cortas, ¡para mantener el contenido vitamínico al máximo!
  2. Alimentarse a través de la piel: Tomar el sol tiene efectos beneficiosos sobre nuestro sistema inmunitario, es antiinflamatorio y antialérgico. Una pequeña exposición de 15-20 minutos diarios es suficiente para sintetizar tu dosis de vitamina D diaria.
  3. Omega 3: Son muy buena fuente todos los tipos de pescado azul. Si prefieres obtenerlos de fuentes vegetales puedes tomar aceite de oliva, semillas de linaza o nueces.
  4. Las apreciadas infusiones: Las que más te ayudarán son las de ortiga, de uña de gato (Uncaria tomentosa) o de laurel. Puedes hacer tres tazas al día en los momentos en que la alergia sea más molesta.
  5. La miel: Que curiosamente está elaborada con el mismo polen que causa las alergias, es una vacuna natural para aliviar los síntomas y prevenir el desarrollo de alergias. La puedes utilizar como endulzante de infusiones y alimentos para fortalecer tu sistema inmunitario y mantenerlo en el mejor estado posible.
  6. Ajo y cebolla: el ajo y la cebolla son desinfectantes naturales y además también nos ayudan a la hora de aliviar las alergias estacionales. Condimenta tus comidas con ajo y cebolla crudos para mantener al máximo sus propiedades.

Prueba de seguir al máximo estos consejos básicos, junto a una dieta equilibrada, ¡y verás cómo poco a poco los síntomas se irán aliviando y podrás volver a disfrutar de todos los colores que esta hermosa estación está preparando para ti!

No hay comentarios

Publicar Comentario