¿Cómo puedo empezar mi primer huerto urbano?

¿Cómo puedo empezar mi primer huerto urbano?

Cada vez son más los que optan por tener un huerto en casa y poder cultivar sus propias hortalizas. Los huertos urbanos no sólo son posibles en grandes áreas de tierra, sino que cualquier patio o balcón puede adoptar uno. Incluso en los espacios más pequeños se pueden cultivar rábanos o lechugas, sólo hay que elegir la opción más adecuada para el puesto de que disponemos y nuestras necesidades.

Si estáis pensando en iniciaros en el cultivo del huerto urbano, os dejamos con algunas ideas para orientaros en esta primera fase.

 

El recipiente

Podemos plantar nuestras plantas en una mesa de cultivo, en jardineras, en macetas o en huertos verticales. Cualquier opción es válida y dependerá del sitio que tengamos, pero siempre debemos tener en cuenta el espacio que necesita cada planta para que pueda desarrollarse como es debido.

La ventaja de las mesas de cultivo es que están a una altura cómoda para poder interactuar con nuestro huerto, además, como que no tiene la base cerca del suelo, el sustrato se airea mejor y no se calienta tanto. Pero elegimos lo que elegimos debemos tener en cuenta ciertos aspectos generales, como el peso del recipiente si tenemos el huerto a un balcón; que tenga un buen drenaje; un buen volumen; que sea fácil de manejar, y que esté aislado del exterior.

¿Qué material elegir? La madera o la cerámica son más aislantes, por lo tanto, hacen que los cambios de temperatura del sustrato sean más suaves. Las metálicas, por otra parte, necesitan menos mantenimiento y suelen ser más ligeras.

 

Dónde colocarlo

Para decidir dónde colocar nuestro huerto hay que basarse en dos factores: el acceso de luz y el acceso de agua.

Debemos procurar situar nuestro huerto en el lugar que pueda recibir más horas de sol directo, ya que según la luz que reciba nuestro patio, balcón o terraza, deberemos elegir un tipo u otro de plantación, más o menos exigente de luz solar.

El otro factor importante es localizar un punto de agua cercano, por si más adelante queremos instalar un riego automático, una herramienta muy útil para cuando queremos ir de vacaciones.

 

La tierra

Es de vital importancia dar a nuestras plantas una buena fuente de alimentación, ya que será de allí de donde obtendrán los nutrientes para crecer y hacer sus frutos, los alimentos que después nosotros consumiremos.

Pero, ¿qué es la tierra? La tierra en un huerto es la mezcla del sustrato, el elemento que aporta apoyo a la planta, para que ésta pueda fijar sus raíces, y el adobo, la encarga de aportar los nutrientes minerales para el crecimiento de la planta. La opción más ecológica para nuestro huerto y que nosotros recomendamos es hacer una mezcla de 40 % de humus de lombriz o vermicompost, como abono, y 60 % de fibra de coco, como sustrato.

 

¿Qué puedo cultivar?

Según la época del año en que nos encontramos se pueden cultivar unas hortalizas u otras. También se debe tener en cuenta el espacio y el sol directo que puede tener nuestro huerto para elegir qué plantas crecerán mejor.

Es interesante hacer plantel de algunas plantas, ya que crecerán más fuertes y sin competencia de malas hierbas, y trasplantarlas a nuestro huerto al cabo de unos meses. Este es el caso de las lechugas y las coles. Hay otras plantas como los rábanos o las zanahorias que es mejor plantarlas directamente en el huerto. A la hora de plantar, también es importante tener en cuenta la distancia entre plantas, cada planta debe tener suficiente espacio para que las raíces no compitan.

 

En futuras entradas al blog iremos ampliando más información sobre el tipo de sustratos, plantas y consejos para mejorar su huerto. Hacer un huerto urbano es más fácil de lo que puede parecer a primera vista. Así que si os animáis, ¡contadnos como os va!

No hay comentarios

Publicar Comentario