¡Disfruta de todos los beneficios del ajo sin su olor ni mal aliento con el ajo negro!

¡Disfruta de todos los beneficios del ajo sin su olor ni mal aliento con el ajo negro!

Se dice que un investigador japonés buscó la forma de desarrollar un ajo sin olor y de entre las tantas pruebas que hizo, colocó una cabeza entera de ajo, con toda su cobertura de cáscaras, en un proceso de ahumado durante unas semanas a una temperatura controlada y una humedad alta. Después de este período, el científico notó que, además de que los dientes del ajo tomaron un tono negruzco, también perdieron cerca del 97% del olor que tenían.

Gracias a este descubrimiento, podemos gozar sin el olor del ajo de todos sus beneficios e incluso más, ya que sus propiedades se ven potenciadas gracias a este proceso de envejecimiento. Además, se obtiene de manera natural y sin ningún aditivo.

 

¿Qué nos aporta el ajo negro?

El ajo negro es rico principalmente en compuestos azufrados, polifenoles y ácido linolénico, presentes en mayor proporción que en el ajo natural.

  • Como el ajo, combate y previene las infecciones gracias a sus propiedades antibióticas y antisépticas.
  • Es expectorante y descongestivo.
  • Su consumo frecuente previene de enfermedades cardiovasculares, ya que hace más fluida la sangre y aumenta el diámetro de los vasos sanguíneos pequeños, contribuyendo a disminuir la hipertensión y el colesterol.
  • Es diurético por su contenido de potasio, ideal para los que sufren retención de líquidos.
  • Si el ajo ya es antioxidante, el ajo negro incrementa su capacidad, acción que ayuda a prevenir el cáncer y los procesos de envejecimiento.
  • Funciona también como sedante nervioso por su alto contenido de fósforo y azufre. El ajo negro tiene una estrecha relación con el estrés y las emociones y podría ayudar a tranquilizarnos en momentos nerviosos.
  • Sus componentes azufrados ayudan a la formación de colágeno, necesario para la piel, huesos y articulaciones.
  • Es un energizante natural y vigorizante corporal, ideal para atletas y para cuando se realizan esfuerzos físicos.
  • Fortalece sistema inmunitario y contiene un gran número de aminoácidos, esenciales y no esenciales.

 

Para notar sus beneficios, es aconsejable consumir de 1 a 3 dientes de ajo al día por la mañana antes del desayuno en ayunas (para absorber mejor sus propiedades) o antes de cualquier actividad física, ya que por la noche podría producir insomnio.

Tiene un sabor delicioso, un tanto dulce y es muy fácil de digerir y, lo más importante, elimina por completo el mal aliento posterior. Es adecuado tanto para adultos como para niños y se pueden consumir solos o untados sobre pan tostado o galletas, también quedan bien combinados con quesos, ensaladas, pastas ¡o hasta donde llegue nuestra imaginación!

 

Este es un artículo con finalidad informativa. Cualquier cambio que deseéis hacer en vuestra dieta es necesario que lo consultéis antes con vuestro especialista.

No hay comentarios

Publicar Comentario