¿Eres flexitariano?

¿Eres flexitariano?

Diversos estudios que han salido a la luz recientemente, como el informe anual de Innova Market Insight, confirman que el flexitarianismo es una de las tendencias gastronómicas más destacadas del 2016. Pero, ¿qué implica ser flexitariano?

La misma palabra ya nos da alguna pista y es que es el resultado de la unión entre los conceptos “flexible” y “vegetariano”. No es un nombre nuevo, ya que surgió hace más de 20 años, pero es ahora cuando vive un auténtico “boom”.

Ser flexitariano implica seguir una dieta vegana en su mayoría y consumir de forma ocasional productos de origen animal. Por tanto, no es una versión del vegetarianismo. Sencillamente es una decisión personal motivada por la idea de alinearse con una vida más saludable.

Y es que estudios recientes como el de la OMS, que advertía que la carne procesada podía causar cáncer, la eclosión de los productos ecológicos, o la aparición de ferias dedicadas a ellos como Biocultura, han empezado a generar una consciencia en muchas personas por llevar una alimentación más sana.

Priorizar las frutas, verduras, cereales, legumbres y semillas, frente a un consumo ocasional de carnes y pescados no tiene más que beneficios. Por un lado, no se pierden los nutrientes tan completos de las proteínas de origen animal, y por otro, se ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, a controlar la tensión arterial y el colesterol, a reducir las grasas y a contribuir a un planeta mucho más sostenible. En ambos casos siempre es más recomendable optar por productos lo más ecológicos posibles.

El flexitarianismo es ahora una tendencia pero que como paso con los productos ecológicos parece estar aquí para quedarse. Incluso ya existen restaurantes dedicados a este tipo de dieta, y lo más probable es que existan cada vez más personas que lo practican sin saber que lo son, movidas por el hecho de vivir de una forma más saludable y sostenible. ¿Y, tú, te sumas al movimiento flexitariano?

No hay comentarios

Publicar Comentario