¡Este verano, bronceado perfecto y nutritivo!

¡Este verano, bronceado perfecto y nutritivo!

¿Cómo mantener un bronceado uniforme y una piel suave a lo largo de todo el verano? La clave está, sin duda, en la alimentación. Nutre tu cuerpo adecuadamente y te sentirás mejor que nunca. Estos son los elementos que no pueden faltar en tu menú:

Agua: Si deseas tener un bronceado jugoso y una piel suave, necesitas un grado de hidratación extra que puedes obtener tomando alimentos ricos en agua, como son la lechuga, el tomate, el pepino, las acelgas, la sandía y el melón.

Desconfía, no obstante, de los refrescos y las bebidas alcohólicas ya que no solo no te hidratarán como necesitas, si no que te aportarán una gran cantidad de azúcares innecesarios. Escoge, mejor,zumos naturales y recién exprimidos para mantener una piel bella.

Ácidos grasos omega-3: Una de las funciones principales de estos nutrientes es la protección de la piel frente a la acción del sol. Por eso, un buen puñado de nueces será un excelente tentempié para llevarte a la playa, así como una ensalada enriquecida con verduras de hoja verde que puedes aderezar con semillas de lino y regar con aceite de linaza. Todos estos alimentos te aportarán buenas dosis de omega-3. Recuerda que debes consumirlos a diario. El germen de trigo también será un excelente aliado en esta labor.

Betacarotenos: No podían faltar en esta lista de recomendaciones, ya que son los grandes responsables de la pigmentación de la piel. El proceso es el siguiente: al ser consumidos y alcanzar el intestino, los betacarotenos y los alfacarotenos se transforman en vitamina A. Seguidamente, esta vitamina se almacena en el hígado en forma de retinol, que es el que se encargará de proteger la piel de los rayos del sol al producir la melanina. Para mantener estas reservas a pleno rendimiento y tener un bronceado uniforme, tenemos que nutrirnos con unos alimentos muy sabrosos:

Frutas: mango, papaya, melocotón

Verduras y hortalizas: tomates, zanahorias, calabaza, espinacas, acelgas, bróculi, perejil

Algas: espirulina.

Eso sí, mejor consúmelas en crudo, porque cocidas pierden parte de su potencia.

Vitamina C: Ayuda en la formación del colágeno, el cual aporta resistencia y elasticidad a la piel. Además es un soberbio antioxidante que mantiene la dermis con buena salud. Pero la pregunta es ¿hay vitamina C más allá de la naranja? Toma nota de estos alimentos deliciosos que son ricos en ella:kiwi, papaya, mandarinas y limón.

Vitamina E: Gran amiga de la belleza de la piel debido a su potencia como antioxidante. Además facilita los procesos cicatrizantes de la dermis, por lo que nos ayuda a recuperarnos de las largas exposiciones al sol. Añade a tus menús un aguacate diario (por persona) y riega tus comidas conaceite de oliva. Para un aporte extra puedes tomar germen de trigo.

Magnesio: Necesitas este mineral para que tu piel sea capaz de bloquear los radicales libres del sol y pueda broncearse de forma uniforme y saludable. Los cereales integrales y las legumbresgarantizan un buen aporte del mismo. También las nueces, ¡que nunca te falten en la despensa!

Y recuerda que todos estos alimentos deben ser consumidos generosamente y a diario. Si solo los incluyes en tu menú en pequeñas dosis ocasionales no podrán desplegar toda su capacidad protectora, reconstructiva y sanadora.

No hay comentarios

Publicar Comentario