¡Este verano viaja de forma responsable y sostenible!

¡Este verano viaja de forma responsable y sostenible!

Ha llegado el verano y es inevitable empezar a pensar en las vacaciones o terminar de planearlas. Cada vez es más fácil desplazarse por el mundo y las opciones de las que disponemos son múltiples, desde quedarse en el país y disfrutar de unos días de descanso en una casa rural, a marcharnos de viaje a la otra punta del mundo para conocer nuevas culturas. Sea lo que sea lo que nos apetezca más hacer, cuando nos vamos fuera a visitar nuevos lugares debemos tener una cosa bien presente: la responsabilidad.

¿En qué se basa esta responsabilidad? Pues en el cuidado del medio ambiente y el respeto hacia las personas que viven en esa población, su entorno, su desarrollo económico y los animales. El turismo responsable es una filosofía de viaje en la que se intenta minimizar el impacto negativo de nuestro paso y aumentar el positivo disfrutando de lo que nos ofrece el mundo, de manera consciente y respetuosa.

  • Infórmate antes de marchar sobre la cultura y las tradiciones del lugar de destino. Si aprendes también algunas palabras o frases en el idioma local, ¡seguro que sacarás una sonrisa a sus habitantes!

 

  • Intenta evitar los viajes innecesarios y haz uso del transporte público en la medida de lo posible. Estarás más en contacto con la población y favorecerás la economía local.

 

  • Vigila y recicla los residuos que generes, sobre todo cuando estés en contacto con la naturaleza.

 

  • Viaja en grupos reducidos, a fin de crear un menor impacto en el entorno donde te desplaces.

 

  • Compra y consume en los pequeños comercios locales para apoyarlos. Intenta también que las compras sean respetuosas (que no sean ilegales o fruto de una explotación).

 

  • Disfruta de la gastronomía local y anímate a probar nuevos sabores.

 

  • Elige alojamientos y compañías comprometidas con el medio ambiente y la población.

 

  • Adáptate a las costumbres, horarios y modos de hacer del lugar de destino. ¡Intenta ser uno más!

 

  • Si haces excursiones a espacios naturales, déjalo todo como te lo has encontrado, trata de no molestar a los animales, recoge todos los desechos y no tomes “pequeños recuerdos”. Si necesitas un guía, mejor que sea local.

 

  • No hagas un uso excesivo de luz, agua o aire acondicionado del alojamiento. Utiliza sólo lo que necesites.

 

  • Pide permiso a las personas si las quieres fotografiar.

 

 

  • Y lo más importante, disfruta del viaje de manera consciente, con calma y saboreando cada momento.

 

Viajar es una actividad que nos permite disfrutar de la belleza del mundo que nos rodea, si queremos seguir teniendo culturas y paisajes maravillosos, ¡tenemos que conservarlos!

No hay comentarios

Publicar Comentario