¿Qué podemos hacer para aliviar las alergias primaverales?

¿Qué podemos hacer para aliviar las alergias primaverales?

La alergia es una reacción exagerada de nuestro organismo hacia un elemento externo generalmente inofensivo pero que nuestro cuerpo lo detecta como amenazante. Por ello, nuestro sistema inmunitario libera sustancias inflamatorias como muestra de rechazo, dando lugar a síntomas muy diversos según el tipo de alergia que tengamos.

Una de las alergias más generalizadas son las respiratorias, que tienen lugar durante la primavera debido al polen, ya que cada vez afectan a más personas y provocan síntomas que muchos conocemos: mucosidad, congestión, picores en la nariz y los ojos, obstrucción nasal y estornudos.

Para poder aliviar todos estos síntomas, tenemos las opciones más conocidas como evitar zonas con mucha vegetación que esté floreciendo o con mucho viento, cerrar las ventanas de casa… Pero también podemos cuidar y preparar nuestro cuerpo para afrontar mejor esta época, ya que un cuerpo más debilitado no responde tan bien ante estos elementos alergénicos.

 

El hígado tiene mucho que decir en el caso de las alergias.

  • Este órgano se conoce principalmente por ser el encargado de filtrar la sangre y limpiarla de sustancias tóxicas, pero realiza muchas otras funciones, como la síntesis de proteínas plasmáticas; almacenamiento de vitaminas (como la A, B12 y D) y minerales (como el hierro, el cinc y el cobre), y síntesis y almacén del glucógeno, reserva energética. También almacena, libera y controla el azúcar en la sangre, interviene en el metabolismo de las grasas y secreta la bilis.
  • Si el hígado no funciona bien, nuestro organismo será más sensible a las alergias. Por ello es recomendable irlo limpiando y depurarlo de vez en cuando, sobre todo antes de que llegue la temporada de las alergias.
  • Los alimentos que facilitan la limpieza del hígado son principalmente verduras, alimentos ricos en clorofila y amargos como la alcachofa o la escarola. También el ajo, el mango, la manzana, las zanahorias o infusiones de cardo mariano.
  • Y se deben evitar los productos lácteos (en todo caso que sean fermentados), el alcohol y los alimentos ricos en grasas.

 

Y la otra parte de nuestro cuerpo que también tenemos que cuidar son los intestinos:

  • Si hay hiperpermeabilidad intestinal, la barrera será más débil y se dejarán pasar más sustancias no deseadas.
  • Para hacer nuestro sistema intestinal más fuerte, hay que tener una buena flora intestinal.
  • La podemos potenciar con alimentos probióticos presentes en alimentos fermentados como los yogures, miso, tempe, kéfir, tamari, pickles, chucrut, kombucha… y también con la ayuda de los prebióticos, que estimulan el crecimiento y actividad de los bacterias de la flora y que se encuentran en la fibra alimentaria y los fructooligosacáridos (en frutas y verduras como el plátano, la cebolla, el ajo, los espárragos, la cebada o el trigo).
  • Hay que evitar el café, los chocolates, las harinas refinadas, las bebidas con gas y azucaradas o los alimentos picantes.

 

Para aliviar los síntomas una vez aparecen, podemos recurrir a diferentes remedios caseros:

  • Vitamina C: tiene propiedades antihistamínicas y por lo tanto evita que el cuerpo produzca histamina, el que causa los síntomas de la alergia. Principalmente está presente en los cítricos.
  • Quercetina: este flavonoide (antioxidante) también es antihistamínico y se encuentra en la cebolla, las manzanas, la uva, el brócoli o el té.
  • Ortiga: esta planta tiene propiedades antihistamínicas y ayuda a disminuir la sintomatología del sistema respiratorio.
  • Regaliz: muy útil para aliviar la rinitis, ya que suaviza las mucosas respiratorias.
  • Otros: cúrcuma, equinácea, miel, té verde…

 

No hay comentarios

Publicar Comentario