Pudin de mijo y berenjena con perfume del océano en salsa pecadora

La gastrónoma, profesora y divulgadora de alimentación vegetariana Maria Pilar Ibern *Gavina, es la autora de esta receta sin gluten.

 

La cremosidad innovadora y creativa de este delicioso pudin fundida con la intensidad del océano en nuestro paladar, nos sumerge en una aventura totalmente nueva. ¡Nadar en ingredientes nuevos puede resultar más que estimulante!

 

Ingredientes

Para la salsa

  • 2 o 3 pimientos del piquillo asados
  • 10 cl crema de leche de soja
  • Sal de hierbas con romero

Preparación

  1. En una olla con ½ litro de agua hirviendo con un poquito de sal coceremos el mijo unos 15 minutos, hasta observar que el grano ha reventado y está cremoso.
  2. Mientras se cuece el mijo, en una sartén de hierro fundido coceremos la cebolla en un fondo ligero de aceite y un poco de sal. Taparemos y justo cuando empiece a caramelizarse, agregaremos la berenjena previamente cortada a taquitos y reposada sobre un escurridor con sal. Coceremos la berenjena junto a la cebolla y las 2 algas a fuego lento.
  3. Cuando la berenjena esté doradita y la cebolla bien caramelizada, retiraremos la sartén del fuego y mezclaremos el resultado con el mijo cocido y escurrido.
  4. En un cuenco aparte batiremos los huevos con la crema de leche y lo aromatizaremos con la sal de hierbas, la pimienta, la cúrcuma y la nuez moscada. Una vez los huevos estén bien espumosos, le añadiremos el mijo con las verduras removiendo bien para que los ingredientes se mezclen homogéneamente.
  5. Finalmente, volcaremos la crema de huevo con las verduras caramelizadas en un molde tipo cake y lo introduciremos en el horno previamente calentado a 180º. Agregaremos sobre la bandeja un poco de agua a fin de dar un toque de humedad a la cocción.
  6. Para la salsa pecadora, simplemente pasaremos los pimientos con la sal y la crema de leche de soja en una batidora hasta lograr una salsa suave y cremosa.
  7. Una vez cuajados los huevos, unos 30 minutos aproximadamente, retiraremos el pudin del horno lo desmoldaremos sobre una bandeja rectangular y lo decoraremos con unos tomatitos y una pincelada de salsa pecadora en el lateral.

 

Es un plato que se puede disfrutar tanto en invierno, bien calentito recién salido del horno, como y en verano, que se puede dejar reposar en la nevera y servir a temperatura ambiente.

Categoría
Verduras
No hay comentarios

Publicar Comentario