¿Sabías que la pasta de dientes contiene tóxicos y componentes poco sostenibles? Te explicamos cómo hacerla casera!

¿Sabías que la pasta de dientes contiene tóxicos y componentes poco sostenibles? Te explicamos cómo hacerla casera!

Cada día dedicamos una pequeña parte de nuestro tiempo a cepillarnos los dientes, para mantenerlos sanos, lejos de bacterias, caries y otras posibles enfermedades. Y con el cuidado de los dientes siempre se incluye el uso de un dentífrico. Muchas pastas de dientes convencionales incluyen componentes que algunos estudios cuestionan, como el triclosán, un antibacteriano que puede causar tanto un impacto negativo en los ecosistemas fluviales como problemas para la salud y afectar a músculos o a la fertilidad. También se formulan críticas alrededor del flúor, un elemento esencial para proteger el esmalte de los dientes, pero que en grandes cantidades resulta tóxico. Si ya lo incorporamos a nuestro organismo a través de la alimentación, no es necesario añadirlo más a través de la pasta dental.

Una alternativa para evitar estos y otros componentes que pueden resultar perjudiciales, es la fabricación de nuestra propia pasta de dientes a partir de elementos naturales. La receta que describimos es de Bea Quintana, de Artesanía Kurasana, una divulgadora y artesana alrededor de las plantas medicinales, que también colabora con nosotros realizando talleres del Turó dels Sentits, talleres retomaremos con la llegada de la primavera.

 

Receta de pasta de dientes con caolín

 

Ingredientes:

  • Infusión de caléndula, salvia y tomillo (a partes iguales)

  • Caolín o arcilla blanca (agente anti-sarro no agresivo)

  • Glicerina vegetal (una cucharada de café)

  • Sal marina fina (una pizca)

  • 1/2 cucharadita de bicarbonato (desinfectante)

  • Tintura de caléndula (opcional)

  • 5 gotas de aceite esencial de menta

  • 1 gota de aceite esencial de árbol del té

 

Las tres plantas que se utilizarán, la caléndula, la salvia y el tomillo, tienen propiedades cicatrizantes, astringentes, antisépticas, cicatrizantes y antiinflamatorias. La arcilla blanca es antibacteriana, desintoxicante y cicatrizante y que, al mezclarse con la sal marina, ayuda a potenciar sus propiedades. Todos estos ingredientes aportan cualidades que ayudarán a la limpieza y cuidado de nuestra boca. Los aceites esenciales serán los que darán el sabor y frescura a nuestra pasta, así que si te gustan más otros, los puedes cambiar.

 

Procedimiento:

  1. Preparamos la infusión de caléndula, salvia y tomillo a partir de estas tres plantas a partes iguales y la dejamos enfriar.

  2. En un bol mezclamos la arcilla blanca con la infusión hasta obtener la textura deseada, que debe ser similar a la de las pastas convencionales.

  3. A continuación, añadimos el bicarbonato, la sal y la glicerina y lo mezclamos todo.

  4. Finalmente, añadimos la tintura (opcional) y los aceites esenciales.

  5. Y para terminar, sólo será necesario que la envasemos y la etiquetemos.

 

Es mejor utilizar recipientes de vidrio y guardarla en la nevera una vez lista, de esta manera se conservará durante bastante tiempo.

Si tienes más recetas caseras, ¡no dudes en compartirlas con nosotros!

No hay comentarios

Publicar Comentario