Umeboshi, salud a la medida de una ciruela

Umeboshi, salud a la medida de una ciruela

La umeboshi es una ciruela japonesa y de ahí la rareza de esta palabra. Ume significa ciruela y Boshi, seca. Estas frutas se cosechan verdes y posteriormente se dejan fermentar durante dos años con sal marina, o ocasionalmente con hojas de perilla (shiso), una planta aromática también de origen asiático.

 

Para aquellos que no las hayan probado nunca, comer las umeboshi por primera vez es toda una experiencia, debido a la fuerte combinación de sabores ácidos y salados. Sin embargo ¿qué tiene este alimento para que sea tan apreciado y medicinal?

 

Nutricionalmente, contiene una alta cantidad de hierro, ácido cítrico, calcio, magnesio, potasio y fósforo, en mucha mayor proporción a cualquier otra fruta. Todo ello da lugar a sus numerosas propiedades:

 

  • Ayuda a mantener el PH de la sangre ligeramente alcalino y equilibrado (sobre el 7,35). Al llevar ácido cítrico, facilita la absorción de los minerales alcalinos como el hierro, el calcio y el magnesio.
  • Este poder alcalinizador le permite aligerar la acidez estomacal y la fatiga crónica causada por este exceso de acidez, muchas veces debido a un alto consumo de carne y productos refinados.
  • Es un remedio en casos de diarrea y estreñimiento, ya que funciona como antiséptico intestinal. Y si se combina con la raíz kuzu, es ideal.
  • Metaboliza el exceso de azúcar y ayuda a disolver el colesterol.
  • Es desintoxicante, al estimular al hígado para que limpie nuestro cuerpo de toxinas y sustancias químicas, lo cual favorece las digestiones lentas y contribuye a disminuir el mal aliento.
  • Es un buen antioxidante y, por tanto, previene el estrés, el cansancio y el envejecimiento.
  • Favorece la secreción de jugos gástricos y por tanto, a recuperar el apetito.
  • Suele ser útil en casos de vómitos, cefaleas y náuseas, sobre todo si están provocados por estreñimiento o por problemas en el hígado. A las embarazadas también les aliviará las náuseas, para lo cual es necesario tomar una o media umeboshi en cada comida.
  • Por si todo esto fuera poco, si alguna vez tienes alguna intoxicación alimentaria o resaca después de una noche movida, confía también en la umeboshi. Para la resaca es necesario remojarla durante 5 minutos en agua tibia, luego beber el líquido y por último comer la ciruela.

 

En general, esta ciruela estimula nuestro sistema digestivo, el hígado y nos da energía.

 

Por otro lado, la umeboshi se puede encontrar de diversas formas. La más conocida es en forma de ciruela, pero también está en pasta, que conserva las mismas propiedades que la forma natural, y en vinagre para aliñar, la cual conserva el mismo sabor y además puede ser un muy buen sustituto del vinagre de vino.

 

¿Y cómo consumimos este alimento? Os preguntaréis. Es muy importante tener en cuenta que la umeboshi concentra muchas propiedades en muy poca cantidad, por lo tanto, hay que consumirla en pequeñas dosis. No pasa nada si se hace con frecuencia, aunque los niños y las personas hipertensas deberían vigilar su consumo. Para la macrobiótica es un alimento muy importante, medicinal e imprescindible en sus platos, ya que neutraliza tanto los alimentos yang (como la carne) gracias a su acidez, como los yin (azúcares), por su sabor salado.

 

La puedes comer sola o mezclada con cereales, como el arroz, verduras, proteína animal, adobos (con aceite de oliva y tamari) o salsas. También se puede añadir a las infusiones. Si te interesa mejorar la digestión, es mejor tomarla antes de cada comida. Toma poca cantidad, del tamaño de un garbanzo, y déjala deshacerse bajo la lengua.

 

Para terminar, te dejamos con una infusión que te ayudará a activar el metabolismo, la circulación y la digestión: el té ume-sho-bancha. Prepara un té de bancha con media ciruela umeboshi triturada. Después añádele una cucharadita de salsa de soja o tamari, mézclalo todo bien y ya te lo puedes tomar bien caliente. En caso de así desearlo, también le puedes añadir un chorrito de jugo de jengibre.

 

Si en terminar de leer todo el artículo has pensado que necesitas tener este alimento en la nevera, es que ¡has caído en la magia del umeboshi!

No hay comentarios

Publicar Comentario