¿Y tú, qué llevas para comer?

¿Eres de los que come fuera de casa pero no quieres renunciar a una dieta saludable y variada? ¿Eres de las personas que lleva la fiambrera cada día porque prefieres escoger tus alimentos con cuidado?

Lo ideal es preparar el contenido con cierta antelación, las prisas de última hora te pueden hacer caer en la rutina y hacer siempre lo mismo. Un plato de pasta con tomate puede salvar la falta de tiempo para un día, pero si acaba siendo el plato habitual caeremos en la monotonía y en el desequilibrio.

 

Primeros pasos

Si te planificas con antelación las comidas y cenas de la semana conseguirás más eficiencia a la hora de comprar los alimentos, además puedes enriquecer la variabilidad de alimentos y crear un menú saludable.
Prepara una parrilla con los días de la semana para apuntar las comidas y la cena que harás. Permite un poco de espacio a la improvisación; no dejes de quedar con los compañeros de trabajo para ir a comer fuera si realmente te apetece. Bien conservado en la nevera el contenido de la fiambrera se guardará hasta el día siguiente.

 

Pasamos por la cocina
Ten en cuenta que en tu menú aparezcan alimentos más ricos en hidratos de carbono en la comida, que es cuando habitualmente tenemos más actividad. Prepara recetas de cereales, legumbres o farináceos que vayan acompañados de verdura o de ensalada y algún alimento proteico. No te olvides de aliñar la fiambrera antes de cerrarla si no lo podrás aderezar en el trabajo. Los postres pueden ser a base de fruta, lácteos o yogur vegetales.
Planifica las cenas para que sean más ricas en verduras y con recetas más ligeras y aprovecha para complementar la aportación de los nutrientes que ese día no hayas hecho en el almuerzo. Por ejemplo, deberíamos consumir una ración de verdura cruda al día, la puedes poner en forma de ensalada de acompañamiento en la cena si no la has tomado en la comida.
Los platos únicos mejorarán la logística y pueden ser igual de completos. Un buen plato de lentejas con arroz, unos garbanzos con espinacas o un cous cous con seitán y verduras pueden ser un plato único excelente.

 

¡A disfrutar!
Ten en cuenta la presentación del plato aunque sea para llevar, el hecho de que sea bonito te ayudará a comer a gusto. El material de la fiambrera también es muy importante, preferiblemente debería ser de vidrio, pero, si por comodidad prefieres los de plástico asegúrate de que no contiene bisfenol A, un componente del plástico que pasa al alimento cuando aplicamos temperatura.

 

Arroz 5 delicias

Ingredientes para 2 fiambreras:

  • 120g de arroz basmati o arroz largo
  • 400ml de agua
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 100g de tofu
  • 100g de guisantes
  • 100g de maíz
  • 50ml de jugo concentrado de manzana
  • 20 ml de salsa de soja
  • aceite
  • sal

Ponemos el arroz en una cazuela con un poco de aceite y lo dejamos un rato a fuego vivo removiendo con un tenedor. Cuando esté transparente hervir con agua unos 15 minutos y dejar reposar 5 minutos. Mientras vaya cortando el tofu en dados pequeños y pásalos por la sartén con el jugo concentrado de manzana para que vayan cogiendo un color dorado. Cuando esté retire en un plato y en la misma sartén sofreír la cebolla y la zanahoria cortados pequeños. Al final añadir los guisantes y el maíz y dejar saltear durante un par de minutos más. Incorporar el tofu y el arroz, remover bien y aliñar con la salsa de soja.
¡Un plato delicioso y lleno de color!

No hay comentarios

Publicar Comentario